¿LMR?

Cuando algún organismo oficial (SENASA, provincia, municipalidad) realiza controles para monitorear la presencia de plaguicidas en frutas y verduras, suele comprobarse que se han superado los Límites Máximos de Residuos-LMR (mg del plaguicida/kg del producto).

Los LMR no son un límite toxicológico sino un límite legal, el cual incluye un margen de seguridad (x 100).

Superar este valor significa no cumplir con las normativas legales, e indirectamente nos indican el manejo incorrecto de los plaguicidas.

Generalmente los medios de comunicación informan de estos resultados, analizando a menudo el tema desde una perspectiva emocional más que racional. Para ello suelen convocar a “expertos” con algún conocimiento académico, mejor fantasía y excelente verba, aunque frecuentemente con poca evidencia científica. Entiendo a los medios de comunicación, algunos científicos son muy aburridos, y además -como señalaba Mario Bunge-, la ciencia es falible, mientras que algunos “expertos” expresan en pocas palabras, casi la verdad revelada.

Hace poco más de un año este tema fue tratado en “Infobae” (03/05/2017) y en el programa “El Diario de Mariana” (Canal 13, 05/05/2017).

¿Qué dijeron “Infobae” y “El diario de Mariana”?

En “Infobae” el periodista Juan Parrilla presentó el artículo “Veneno en la heladera: el 60% de las frutas y verduras del Mercado Central tienen restos de agroquímicos”, basado en el pedido de informe que el titular de la ONG “Naturaleza de Derechos” (abogado Fernando Caballero) hizo al SENASA y en la repuesta de este organismo. Tratamiento similar tuvo en el “Diario de Mariana”, incluyendo en este caso opiniones externas al panel.

En ambos casos se observaron incorrecciones, verdades a medias y afirmaciones casi dogmáticas. No obstante que en plena era de la post verdad la certeza científica tiene menor influencia en la opinión pública que la información mediática, voy a disentir con algunos temas específicos, aunque por razones de espacio solo me referiré a algunos de ellos.

“También se venden productos con pesticidas prohibidos, como el DDT”

“Otra dos cuestiones llamaron la atención. Primero, la presencia de cuatro sustancias prohibidas (DDT, endosulfán, metil azinfos y metamidofos), y de otras cuatro no autorizadas (diazinon, aldicarb, acrinatrina y hexaconazole)”

Uno de los objetivos de los controles oficiales (cualquiera sea), es verificar el incumplimiento de las normas, que en este caso particular incluye detectar si se han superado los LMR, o si se usaron plaguicidas prohibidos o no autorizados en frutas y verduras; entonces, ¿por qué la sorpresa?.

¿Será que solo en Argentina se detectan plaguicidas en frutas y verduras?

La detección de DDT y de endosulfan no significa que se vendan o sean usados ex-profeso por el productor. A modo de información, en “The European Union Report on Pesticide Residue in Food” (EFSA. European Food Safety Authority. 2015. 169 pp), consta que estos insecticidas y dieldrin (clorado), también se detectaron en verduras consumidas en Europa. En leche también encontraron insecticidas clorados (clordano, DDT, endosulfan, heptacloro, HCB, HCH, lindano, metoxicloro).

La EFSA no culpó a los productores por haber usado estos insecticidas prohibidos hace años, porque saben que como son clorados, una de sus propiedades es su prolongada persistencia en el ambiente (en estos casos en suelo). Otras propiedades son su bioacumulación y transferencia en las cadenas tróficas, que en el caso de la leche sería “forrajes que toman los clorados del suelo-vaca lechera que se alimenta del forraje-nosotros que consumimos leche”.

El color rojo indica que en esa verdura fueron detectados residuos de plaguicidas clorados.

“El 63% de los controles realizados en frutas, verduras y hortalizas entre 2011 y 2013  detectaron la presencia de residuos de agroquímicos.”

El mismo informe también registra que se detectaron residuos de plaguicidas en frutas, como manzanas y duraznos por ejemplo (gráficos de elaboración propia del EFSA. 2015).

Como vemos, en manzanas y duraznos el 67% y el 75% de las muestras tenían residuos de plaguicidas, o sea que solo el 33% y el 25% de estas frutas no tenían residuos, y el resto podía tener de uno a más de seis plaguicidas distintos.

 “…los LMR se decidieron de manera política y no científica”.

El Codex Alimentarius (FAO-WHO) fija normas alimentarias de referencia incluyendo los LMR, a las que los países que forman parte del mismo adhieren o no, de acuerdo a las características de su alimentación. A modo de ejemplo, en la tabla siguiente constan para manzanas los LMR de tres insecticidas y dos fungicidas sugeridos por el Codex, y los LMR de algunos países.

Amarillo: LMR = Codex; Verde: LMR<Codex; Rojo: LMR> Codex

A nivel internacional no parece haber una “confabulación política” al establecer los LMR, al menos con diazinón tenemos cuatro valores distintos. Por su parte, en Argentina los LMR de tres plaguicidas son iguales que los del Codex, uno es mayor y otro menor. Si se consultaran los informes de la Comisión del Código Alimentario (CAC) y conociera el trabajo que se realiza en Argentina, se comprobaría que esta afirmación no es correcta. A este respecto sugiero consultar “Residuos de Plaguicidas en Alimentos, Contribuciones para la Evaluación de Riesgo dietario en Argentina” (PRINARC-UNL e INTA Rafaela. 3º Simposio de Malezas y Herbicidas. 2017); así podremos conocer, mensurar y valorar el trabajo que se realiza en Argentina.

¿Cuánto se decomisa en el Mercado Central de Buenos Aires?

Pero al final, ¿se decomisan o no frutas y verduras por incumplimiento de las normas?. En la tabla consta el % decomisado de frutas y verduras por distintas causas en 2016.

En 2016 se comercializaron en el Mercado Central 1.840.000 tn (100%) de frutas y verduras, siendo decomisadas por estas causas 384 tn (0,02%), el 15% (57,6 tn) de las cuales lo fue por plaguicidas. Los alimentos decomisados por detectarse en ellos plaguicidas prohibidos, no permitidos o que su concentración estaban sobre las correspondientes LMR, significaron el 0,003% (¡¡!!) de las frutas y verduras ingresadas al Mercado Central en 2016.

Este valor es una clara demostración que si bien los productores pueden carecer de asistencia técnica -como se señala-, no aplican plaguicidas todos los días.

¿¿??

Habiendo visto el programa “La Mañana de Mariana” -la mayoría excelentes-, me surgió la pregunta, ¿será que desde entonces los integrantes del panel solo consumen frutas y verduras de producción orgánica?. De será así, les sugiero consultar la nota “AGROQUÍMICOS ORGÁNICOS. NI inocuidad NI sustentabilidad”. https://www.oroverdeservicios.com.ar/2017/09/06/los-agroquimicos-organicos-ni-inocuidad-ni-sustentabilidad/

Guillermo J. March, Octubre de 2018.

 

 

social position